Se observan progresos en la cirugía ortopédica infantil

Reparar la rotura de menisco al mismo tiempo que se reconstruye el ligamento cruzado anterior (LCA) es un procedimiento seguro y efectivo en los niños, de acuerdo con un estudio reciente.

La tasa sin intervención posterior cambió de 90. 9 por ciento luego de dos años y de 76. 8 por ciento más tarde de ocho años.

La función de la rodilla mejoró al pasar de una media de 48 (rango de 38-70) antes de la cirugía a 90 (rango de 52-100) a continuación la cirugía, en una escala de 100 puntos. En cuanto a la escala de actividad deportiva de 0-10 (en la que 10 representaba competiciones deportivas a nivel nacional a nivel de elite), los pacientes mejoraron al pasar de 1. 9 antes de la cirugía de 6. 2 después de la cirugía.

El test de veinte lanzadores sobre escuela secundaria que se sometieron a la cirugía encontró que 17 estaban muy satisfechos por otra parte que dos estaban mucho más o menos satisfechos con el resultado. De esos 19 pacientes, 18 aseguraron que volverían a las competiciones de béisbol, tres sobre el nivel mucho más gran de competición en ligas menores, trece en béisbol interuniversitario y tres sobre béisbol de la establecimiento secundaria.

“Los chicos sobre la escuela secundaria habían estado en una lugar gris respecto de esta cirugía”, apuntó el Dr. Michael J. Angel, sobre Premier Orthopaedics of Westchester and Rockland. “Obviamente, los cirujanos deben esquivar el cirugía en pacientes mocerío cuyas placas epifisiarias o del crecimiento nadie hayan cerrado. Pero oriente test puede dar de los cirujanos confianza para aconsejar esta cirugía en atletas adolescentes y esqueléticamente maduros. También tranquiliza diana de los adolescentes según de sus padres de que cualquier irá bien con la cirugía”.

“Tenemos inmensa información sobre adultos que se han sometido de la reparación de la rotura de menisco de la vez que de la reconstrucción de LCA, pero muy pocos datos con respecto a la población pediátrica”, señaló en un comunicado de prensa el Dr. Aaron Krych, director residente del departamento de cirugía ortopédica de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota. “Según lo que sabemos, éste es el test más grande que se ha hecho sobre una población pediátrica. Estas lesiones de rodilla son habituales en niños que juegan fútbol americano, lucha independiente y fútbol”.

El cartílago meniscal actúa como un amortiguador en la articulación de la rodilla. El LCA es uno de los cuatro ligamentos más importantes de la rodilla.

En este estudio participaron 99 pacientes, de 18 años o menos, que se sometieron a una reparación de menisco al mismo tiempo que a una reconstrucción de LCA. La tasa de éxito global de la reparación de menisco fue de 74 por ciento. La tasa fue de 84 por ciento para los pacientes que tenían roturas inmejorables (una rotura mayor), de 59 por ciento para los que tenían rotura meniscal “en asa de cubo” (una rotura aproximadamente del borde de los meniscos, que causa que la parte central se desplace hacia la articulación) y el 57 por ciento para las roturas complejas (una rotura en múltiples planos).

El test fue presentado el sábado en la reunión anualizado de la American Orthopaedic Society for Sports Medicine en Nueva Orleáns.

En la misma reunión, otro plantilla de investigadores acertó que la reconstrucción del ángulo “Tommy John” apaleaba esta es una tasa de gloria sobre 95 por ciento me asocie adolescentes que eran lanzadores de béisbol por otra parte que tenían huesos completamente maduros.

El procedimiento, denominado sobre honor al reconocido arrojador de grandes ligas que fácilmente sometió por vanguardia oportunidad a esta cirugía sobre 1974, consiste en utilizar un tendón de todo parte del anatomía si pretende reemplazar un ligamento del codo llamado ligamento colateral cubital (LCC).